En un nuevo día del Patrimonio recorrimos San Miguel y la Alameda

El mes de mayo se celebra en todo Chile el “Día del Patrimonio”. En torno a ello, instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil se congregan y muestran a la ciudadanía el tesoro en términos de memoria, historia e identidad social. Es por eso que a nuestro habitual recorrido del último domingo de mes, quisimos sumarle un elemento: la comunidad de vecinos organizada.

Fruto de una invitación de la organización local “Defendamos San Miguel”, durante casi dos meses desarrollamos en conjunto la ruta “El Llano: columna vertebral de San Miguel”. Se trató de un trabajo de co-creación de inicio a fin, con grandes aprendizajes en torno al trabajo colectivo y a las potencialidades que cada uno aportó, nosotros desde nuestro quehacer en la interpretación patrimonial y los vecinos con la experiencia del “guía local”.

Todo ello se vio reflejado el día del recorrido, con más de 100 asistentes, un número no menor considerando la gran cantidad de oferta a nivel nacional ese mismo día. Así, el domingo 28 de mayo, desde las 11:00 horas, nos dedicamos a recorrer esta “columna vertebral” de norte a sur.

Iniciamos en Metro El Llano, donde se desarrolló una introducción histórica del proceso de ocupación, cambio y expansión de “El Llano”, de pedregal y secano para uso ganadero a sector de gran demanda residencial, explosión demográfica y calidad de vida, pasando por etapas de ocupación hacendal y viñatera, y el rol de la familia Subercaseaux en esta historia urbana.

Luego nos situamos frente al Hospital Barros Luco, donde a través de la personificación de una enfermera de inicios de siglo XX, no sólo nos adentramos en la historia e influencia de este centro de salud en la zona, sino también en las concepciones históricas sobre la salud pública, y los avances y cambios paradigmáticos en torno a ello.

En el tercer hito, pudimos observar la fachada de la municipalidad de San Miguel. Con ello, recordamos el proceso de distribución político administrativa en torno a la Ley de Comuna Autónoma de 1891 y cómo a partir de ello nace San Miguel como comuna. Nos deleitamos también con el mural “Encuentro” de Fernando Marcos, y a partir de ello conocimos un poco más del muralismo en Chile como tendencia artística y social.

A muy pocos metros nos encontramos con la parroquia San Miguel Arcángel. La gran influencia de este lugar, manifestada en el nombre mismo de la comuna, nos fue revelada en este espacio, así como la importancia de la iglesia católica en la educación, proyecto que se ve reflejado en la gran cantidad de colegios de administración de órdenes religiosas de alta calidad que hasta hoy podemos encontrar en Gran Avenida.

Nos movimos luego al centro mismo del Parque El Llano, para darle el realce que merece a este pulmón verde, lugar de esparcimiento y escenario de gran cantidad de estatuas y monumentos, entre ellas, el Parque del Cómic nacido en homenaje al centenario de su antiguo habitante Pedro Subercaseaux. Su personaje Federico von Pilsener es considerado la primera historieta nacional. Los cambios que este parque ha vivido, producto de las transformaciones y densificación del territorio, fueron tratados también aquí.

Uno de esos cambios fue, en efecto, la construcción del Metro, que atravesó todo este sector, y nos acompaña hoy con 3 estaciones en el contexto del barrio. La importancia del metro en la conectividad del sector, así como el transporte como factor de crecimiento de El Llano, fueron tratados en este punto.

Y finalmente nos ubicamos, siempre dentro del mismo parque, frente al colegio Claretiano. Aquí fuimos deleitados con el relato local sobre el estilo de vida de mitad de siglo XX en el sector, con toda la oferta cultural, de recreación y vida de barrio que existía en torno a este polo. Así mismo, pudimos apreciar directamente la amenaza que significa hoy el crecimiento del mercado inmobiliario, que se manifiesta en este punto con una escala que preocupa. ¿Cómo conciliar el derecho a habitar estas zonas de alta calidad de vida, sin destruir justamente aquello por lo que son reconocidas? Es siempre una reflexión con la que nos vamos cada vez que visitamos y revisitamos este tipo de barrios, reflexión que esperamos nos ayude a construir y demandar ciudades amenas, habitables, y hacernos responsables de cuidarlas y democratizarlas sin perder su esencia, pero permitiendo a más personas disfrutarlas.

Como casi todos los años, el Día de Patrimonio nos desafió con invitaciones a diferentes actividades simultáneas. Esta vez Estudio Racimo nos convocó para ser parte de la actividad “Una Alameda, mil historias”, a través del diseño de itinerarios y textos, finalizando con el guiado de dos rutas con más de 140 asistentes, en que nos acompañó un intérprete en Lengua de Señas. Esta iniciativa forma parte del Proyecto Nueva Alameda Providencia del Gobierno Regional Metropolitano.

Durante mayo recibimos nuevamente invitaciones que nos permiten visitar diferentes lugares del país, contando nuestra experiencia como organización. Annette García viajó hasta Calama para exponer en el Seminario “Lanzamiento del Nodo Turismo Urbano”; y Vólker Gutiérrez participó en el curso Sociología Urbana de la carrera de Sociología de la Universidad Católica del Maule en la ciudad de Talca.

Entre el 17 y 18 de junio recorrimos la VI Región realizando el ciclo de charlas “Campos patrimoniales de la Región de O´Higgins. Valoración y herramientas para su difusión”. Un paso más en nuestra larga relación de trabajo y amistad con el Instituto de Patrimonio Turístico de la Universidad Central, esta vez como parte del proyecto “Los Lingues: patrimonio turístico competitivo” del Fondo de Innovación para la Competitividad FIC del Gobierno Regional de O´Higgins.

Finalmente, y por segundo año consecutivo, fuimos parte del “Seminario Anual de Guías y Transportistas TURAVION 2017”, a través de la charla “Arquitectura y Urbanismo a través de la historia” y el recorrido guiado “De la Plaza de París”.

2017-06-29T16:13:06+00:00 junio 10th, 2017|